La Sangre y sus Contrastes

La Sangre y sus Contrastes

En definitiva existen muchas acepciones a la palabra sangre, una de las más comunes es cuando decimos que alguien es de sangre azul, lo que quiere decir que esa persona pertenece a la nobleza. Aquí el término lleva una connotación que le confiere a éstas personas una característica especial, lo que las coloca en una posición de estatus superior al común de la gente, hablaba de un linaje con implicaciones de superioridad y derechos de gobernar y mandar.

leer más
VIH-1 a 25 años

VIH-1 a 25 años

Hasta la fecha el primer caso autentificado de un paciente seropositivo ha sido trazado hasta la capital de la República Democrática del Congo, en África, el año: 1959. El Congo, Rwaanda y Burundi parecen ser la cuna de la que se ha proclamado la enfermedad del siglo XX.

leer más
Remodelado óseo

Remodelado óseo

El sistema esquelético posee varias funciones que incluyen el soporte del cuerpo, la protección de órganos internos y la provisión de sitios de unión para los músculos, cavidades para las células formadoras de hueso y un reservorio para minerales.

leer más
Monitoreo periódico

Monitoreo periódico

El enfoque actual de la medicina cambió drásticamente el siglo pasado. El énfasis actual se encuentra en la prevención y en la detección temprana más que en el tratamiento.

leer más
Panel de leucemias

Panel de Leucemias

Folletos web

Por. QFB Sergio A. Salazar Lozano M en C
20 de Mayo 2022

El cáncer es un grupo nutrido de enfermedades que como hilo conector poseen la característica de contar con un origen en la desregulación del ciclo celular de cualquier linaje de células en el cuerpo. En el cáncer un linaje celular comienza a proliferar de forma descontrolada. El cáncer es, en esencia, una enfermedad genética, pues es el resultado de mutaciones en la secuencia de control génica o alteraciones en el control de la expresión de ciertos genes, relacionados principalmente a (1) la proliferación celular (i.e., oncogenes y proto-oncogenes), (2) muerte celular programada o apoptosis (i.e., genes supresores de tumor) y (3) reparación del DNA (i.e., genes que codifican para enzimas reparadoras de DNA). Las células cancerígenas también poseen algunas otras características dignas de mención como (1) un acelerado metabolismo derivado de su incesante división celular, así como (2) la activación de una enzima denominada telomerasa que repara las terminaciones de los cromosomas que con cada división celular normalmente terminan acortándose y eventualmente, si se acortan demasiado, terminan volviendo a la célula inviable para seguirse propagando (este fenómeno acompaña al envejecimiento y se encuentra íntimamente ligado a él) y (3) un número anormal de cromosomas (llamado aneuploidía), rompimientos en ciertos sitios de un cromosoma que subsecuentemente son reparados uniéndolos no en su posición original, sino en la terminación de un cromosoma distinto (un fenómeno denominado translocación cromosómica que activa oncogenes, que son genes que ganan la función de promover la proliferación celular y transforman células a cancerígenas) y amplificaciones génicas, en donde se aumenta el número de copias de algún o algunos genes (en este caso proto-oncogenes, cuya función normal es controlar el ciclo celular, pero la homeostasia se pierde si se multiplica la cantidad de producto de ellos y, en efecto, terminan comportándose como oncogenes).

Panel de leucemias

Tanto los tumores malignos como los benignos son clasificados de acuerdo al tipo de célula y tejido del que se originan. Los tumores malignos se dividen en tres: (1) carcinomas; (2) sarcomas y; (3) leucemias y linfomas (en el presente escrito nos enfocaremos solo en éstos últimos). Las leucemias y linfomas comprenden alrededor del 8% de todos los cánceres humanos y son malignidades de los sistemas sanguíneo y linfático, respectivamente.

Las leucemias y linfomas formalmente se consideran subtipos de sarcomas, ya que estos cánceres de los sistemas sanguíneo y linfático son de origen mesodérmico. Estos son el tipo de cáncer más común en niños, representando alrededor de la mitad de las malignidades en la niñez. Existen muchos tipos de leucemias y linfomas que se clasifican de acuerdo al tipo de célula involucrada y qué tan rápido progresa la enfermedad.

El sistema hematopoyético está diseñado para regenerarse continuamente para mantener el reemplazo homeostático de las células sanguíneas haya o no que compensar una pérdida de sangre, que responder a una infección o a un estado tóxico. Todas las células de la sangre y linfa derivan de una célula precursora común –la célula madre pluripotencial (PSC, por sus siglas en inglés), en la médula ósea. Las células madre hematopoyéticas (HSC, por sus siglas en inglés) deben proliferar y diferenciarse para mantener el stock de células madre, producir a los progenitores intermedios y finalmente, a las células sanguíneas maduras. Ahora bien, es importante aclarar que la división celular de las HSC es infrecuente, habitualmente se encuentra en un estado latente conocido como quiescencia que les permite evitar la disminución funcional. En condiciones de necesidad de regeneración celular, las HSC se activan con prontitud, proliferan y expanden los compartimentos progenitores necesarios para reponer el sistema sanguíneo y producir las células efectoras requeridas. En caso de hiperactividad de este proceso, las células se diferencian, pero no se renuevan, esto lleva a pérdida del compartimento de células madre y progenitoras inmaduras (HSPC, por sus siglas en inglés). Lo contrario también es posible, a saber, la inhibición de la diferenciación y la concentración en la autorrenovación, así las HSC se vuelven hiperplásicas a costa del mantenimiento efectivo de la producción de células sanguíneas maduras. En estos casos, el sistema hematopoyético se agota, lo que conduce a citopenias (i.e., disminución en el número de células sanguíneas de algún tipo) y, en última instancia, fallas de la médula óseaPanel de leucemias esquema

La progenie descendiente inmediata de las HSC, los progenitores multipotentes (MPP), producen todos los linajes hematopoyéticos. En la médula ósea de ratón se observan tres tipos de MPP: MPP2, MPP3 y MPP4, que tienden a diferenciarse en megacariocitos, granulocitos-macrófagos y linaje linfoide, respectivamente. Estos MPP ya sesgados en su diferenciación dan lugar a progenitores más restringidos a un linaje, como los progenitores mieloides comunes (CMP) y los progenitores linfoides comunes (CLP). Los CMP se diferencian aún más en progenitores de granulocitos y macrófagos (GMP) y progenitores de megacariocitos y eritroides (MEP), que eventualmente producen todas las células mieloides maduras. Las células derivadas del linaje mieloide incluyen plaquetas, eritrocitos, ganulocitos (basófilos, eosinófilos y neutrófilos), monocitos y macrófagos. Estas células funcionan en la coagulación sanguínea (plaquetas), transporte de oxígeno (eritrocitos), reacciones inflamatorias (granulocitos, monocitos y macrófagos) y en la respuesta inmune (macrófagos). El linaje linfoide da origen a los linfocitos B y T, que son responsables de la secreción de anticuerpos y la inmunidad mediada por células, respectivamente. Los linfocitos se desarrollan en la médula espinal mientras que los precursores de los linfocitos migran al timo y se desarrollan ahí. Los precursores tanto de linfocitos B como T entonces migran al sistema linfático, que incluye a los nódulos linfáticos y al bazo en adición al timo, las amígdalas, adenoides, agregados de tejido linfático en la medula espinal e intestinos. Adicionalmente a los linfocitos, los tejidos linfáticos contienen macrófagos, que también funcionan en la respuesta inmune.

Panel de leucemias

Cada población de células progenitoras es heterogénea; las HSC no se encuentran comprometidas con un linaje en particular (como se pensaba antes), sino que preferentemente producen un linaje, pero retienen cierta capacidad para generar algún/os linaje/s adicional/es. Uno de los hallazgos recientes que prueban esta nueva comprensión es el hecho que el linaje de megacariocitos puede surgir directamente de las HSC. El entendimiento actual es que las decisiones sobre el destino celular maduro son tomadas a través de la activación temprana de programas génicos que expresan reguladores de diferenciación en el interior de las células. Estas tendencias temprano en la diferenciación son susceptibles de modulación externa, las HSC finalmente no operan en el vacío ni se encuentran completamente comprometidas a un solo destino.

Las leucemias y linfomas resultan de la continua proliferación de células que están bloqueadas en varios estadios de su desarrollo normal, esto es, regeneran el linaje inmaduro, más no se diferencian. Las leucemias surgen en las células formadoras de sangre de la médula espinal y pueden darse por el crecimiento y diferenciación anormal de cualquiera de los distintos tipos de linajes mieloides o linfoides. Los linfomas se desarrollan de linfocitos o macrófagos en los tejidos linfáticos. En niños, las leucemias son aproximadamente dos veces más comunes que los linfomas, mientras que los linfomas son más comunes en adultos.

Hasta hace relativamente poco se creía que las malignidades hematopoyéticas se debían a mutaciones en genes específicos para estos desórdenes, pero hoy sabemos que las translocaciones cromosómicas comúnmente observadas en leucemias o linfomas afectan genes que resultan también implicados en otras malignidades (aunque las translocaciones en sí no se vean con tanta frecuencia en tumores sólidos). Un buen ejemplo es el caso del proto-oncogén c-myc, cuya activación vía una translocación cromosómica promueve el desarrollo de linfoma de Burkit. Las translocaciones involucradas se dan entre c-myc en el cromosoma 8 y elementos regulatorios de la cadena pesada de inmunoglobulina µ o las cadenas ligeras l y k en los cromosomas 14, 22 ó 2, respectivamente.

Cualquiera de estos movimientos genómicos provoca una desregulación de c-myc que tiene como consecuencia una proliferación celular desacoplada al control del ciclo celular y su ambiente (adicionalmente, algunos cambios en la proteína myc pueden volverla resiste a la ubiquitinación). c-myc puede activarse a través de múltiples mecanismos y su activación es relevante no solo en varios tumores hematológicos, sino también en muchos tumores sólidos (c-myc se activa en alrededor del 30% de todos los cánceres humanos, entre ellos de mama, próstata, colon, células pequeñas en pulmón y melonoma).  A la fecha, cientos de genes han sido implicados en la genética molecular de leucemias y linfomas, aunque algunos se asocian fuertemente a alguna malignidad hematológica, como ocurre con RUNX3 y C/EBPα en la leucemia mioloblástica aguda. Todas las leucemias poseen translocaciones cromosómicas y es posible a través de un minucioso análisis de ellas identificarlas molecularmente y establecer un pronóstico preciso; considerando esta información y el resto de los datos clínicos es posible decidir sobre el tratamiento y control. En Lister Alta Especialidad detectamos 30 genes de fusión provocados por translocaciones cromosómicas en más de 140 puntos de ruptura. Este Panel de Leucemias.

Panel de leucemias

En Lister Alta Especialidad detectamos 30 genes de fusión provocados por translocaciones cromosómicas en más de 140 puntos de ruptura. Este Panel de Leucemias.

 

Panel de leucemias

Tipo de muestra: 6 mL de Sangre Total con EDTA, 3mL de medula ósea Interferencias: Heparina, antivirales Muestra de corta estabilidad 48h en refrigeración 2-8C Tiempo de entrega: 24h después de recibida la muestra Sensibilidad: 10-4 En la siguiente tabla se muestran el tipo de rearreglo cromosómico analizado así como el tipo de leucemia blanco en específico.

7 Infecciones de transmisión sexual

7 Infecciones de transmisión sexual

Las infecciones de transmisión sexual son un grupo heterogéneo de enfermedades provocadas por más de 20 agentes infecciosos. Estas enfermedades, como su nombre lo indica, son transmitidas a través de la actividad sexual y los agentes etiológicos pueden ser bacterias, hongos, virus y hasta parásitos.

leer más
Deficiencia de glucosa

Deficiencia de glucosa

La deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G6PD) es una enfermedad genética hematológica que predispone a hemólisis. Su forma de herencia se encuentra ligada al X. La deficiencia de G6PD es común en el área del mediterráneo, África y el sur de Asia.

leer más
Cadena de Custodia

Cadena de Custodia

Debemos saber, que se denomina abuso de drogas al uso indebido de un medicamento con fines no terapéuticos, así como al uso de sustancias con el propósito de alterar el estado de conciencia, comportamiento, trastornar el desarrollo corporal, entre otros fines, la mayoría poco saludables. Antidoping, es el nombre que se le da a la prueba o al grupo de pruebas destinadas a detectar e incluso medir la presencia de estas sustancias en los fluidos propios del organismo.

leer más